La otra noche estaba viendo una película y me entró un ataque de antojo de chocolate. ¿Les ha pasado? Que simplemente NECESITAN comer un chocolate. Estaba viendo Chocolat (con Juliette Binoche y Johnny Depp) donde a cada rato preparan tazas de chocolate caliente con crema y especias y el antojo era cada vez peor. Al final preparé una y me salió realmente horrible. No importa, igual me la tomé. Hoy busqué recetas y encontré esta que es tan rica y fácil que debo compartirla con ustedes.

La idea es preparar una mezcla que guardarás en un pomo hermético. Para esta mezcla necesitas media taza de azúcar, una cucharada de chuño, 3 oz de chocolate bitter rallado o picado chiquito, media taza de cocoa, 1/4 cucharada de vainilla y una pizca de sal.

Cada vez que sientas ganas de un chocolate caliente simplemente calientas una taza de leche (puede ser de almendras, leche descremada, de coco, lo que quieras) en una ollita y agregas 3 cucharadas del mix por cada taza de leche, moviendo con un batidor de alambre hasta disolver completamente. Decora con marshmellows miniatura, crema batida o lo que quieras ¡Delicioso!