Lo último que me provoca después de regresar de una fiesta, de un matrimonio o de un largo día de trabajo es quitarme el maquillaje. ¿Pasa algo si no me lo quito? Pues sí, no hacerlo trae consecuencias en la piel no sólo en el corto sino en el largo plazo. Ésta es una técnica rápida y sencilla a prueba de flojeras. Funciona en cualquier situación, especialmente cuando estás usando mucho maquillaje -pestañas postizas incluidas-. Me la sopló una de mis maquilladoras favoritas:
[youtube=http://youtu.be/H2rA9tQvVP8]
¿Qué necesitas?
Un buen desmaquillador. No tiene que ser caro. El desmaquillador es un producto en el cual no gastaría mucha plata; hay excelentes opciones que puedes conseguir en farmacias.
¿Qué tipo?
Debes tener en cuenta es que si usas maquillaje a prueba de agua debe ser bifásico, y si tu maquillaje es regular, usa uno a base de agua, como el que estoy usando en este video