¿Te cuidas los pies? Ojo: no estoy hablando de engreírte con una pedicure en tu peluquería favorita. Estoy hablando de REALMENTE cuidártelos. Prevenir lesiones y enfermedades y mantenerlos lindos y fuertes por muchos años. Estuve conversando con la podóloga Rosario Rojas Mendívil y quiere darte algunos consejos:

¿Te cuidas los pies? Ojo: no estoy hablando de engreírte con una pedicure en tu peluquería favorita. Estoy hablando de REALMENTE cuidártelos. Prevenir lesiones y enfermedades y mantenerlos lindos y fuertes por muchos años. Estuve conversando con la podóloga Rosario Rojas Mendívil y quiere darte algunos consejos:


Existe una diferencia abismal entre hacerte un tratamiento con una técnica de pedicure, donde se hace una limpieza superficial para preparar tus uñas para el color, que con una podóloga. Rosario Rojas, podóloga con seis años de experiencia, me dio estos consejos para compartir con ustedes:

  1. Por favor, escoge bien la talla de tus zapatos. La mitad de mis pacientes dejarían de verme si usaran la talla de zapatos correcta.
  2. Intercala. Uno siempre le “agarra cariño” al mismo par de zapatos y terminas usándolos todos los días. Esto es fatal porque la sudoración queda en los zapatos y pude ocasionar micosis o dermatitis. Además es ideal que tu pie se adapte a las diferentes formas de zapatos.
  3. ¿Sales a correr o a caminar? Prueba poniéndote desodorante entre los dedos de los pies (sí, estas leyendo bien, desodorante entre los deditos). Mejor si es desodorante en crema. Eso los mantiene frescos y secos y evita problemas futuros.
  4. Si tienes los dedos muy largos es muy probable que se maltraten cuando corres o camines (en especial con tacos). Prueba usando dedales de gel. Los venden en los centros de podología especializados y sirven para crear un colchón entre tus dedos y el zapato, protegiendo la zona.
  5. ¿Sufres con las ampollas? En el verano es mucho más común. Con una aguja esterilizada haz un pequeño huequito para que salga el agua atrapada, deja que se seque sola, sin pelarla, tratando de que la piel se pegue.
  6. Muchas patologías de los pies se pueden prevenir con el uso de correctores, plantillas y separadores. Y como muchas de estas afecciones son genéticas, fíjate bien en el los pies de tu mamá y de tu abuela, probablemente ese sea tu futuro.