Esta receta es del Joy of Cooking, una de mis “biblias” de cocina. Es súper fácil y realmente no tiene pierde. El problema es que me di cuenta a la mitad de la receta que no tenía suficientes zanahorias y tuve que complementar con manzanas. Salió delicioso.

Necesitas cernir:

  • 1 taza de harina sin preparar
  • 1 cucharita de bicarbonato
  • 1 cucharita de polvo de hornear
  • 1 cucharita de canela en polvo
  • 1/2 cucharita de sal

Agrega:

  • 2/3 taza de aceite vegetal
  • 1 taza de azúcar morena
  • 2 huevos batidos ligeramente

Termina con:

  • 1/2 taza de nueces picadas
  • 1 1/2 taza de zanahoria rallada finito (yo usé una de zanahoria y media de manzana, pero le quité todo el agua apretándola con un secador limpio antes).
  • Ralladura de 1 naranja para darle un toque extra de sabor.
  • Mueve todo ligeramente con un batidor de alambre y hornea en un molde engrasado y enharinado alrededor de una hora y media. ¡Si tienes hijos, que quede para la lonchera de mañana!