Mis queridas, recién hoy, puedo sentarme a escribirles y contarles algo de mi experiencia intensa en estos días grabando en Italia para OhDiosas. Si bien fuimos con un claro objetivo: grabar la vendimia y la producción de Riccadonna, las que me conocen saben que mis ojos estaban también abiertos como platos absorbiendo las costumbres y hábitos de las mujeres italianas en cuanto a belleza, estilo y crianza.

Usan un montón de productos con ingredientes naturales. Las farmacias (que por ley tienen que mantener un precio standard en sus productos) venden una variedad enorme de productos de primera calidad hechos a base de aceite de oliva, pasta de almendras, aceites de lavanda, melissa, violetas y cera de abejas. Le dan mucha importancia a que los ingredientes sean naturales y que la elaboración sea de bajo impacto en el ecosistema (lo que no significa que no sean productos de altísima tecnología).

Aman la modernidad pero jamás olvidan sus tradiciones y costumbres. Visité la farmacia más antigua del mundo: Officina Profumo Farmacéutica di Santa María Novella. Casi me infarto. ¡Venden productos hechos con recetas de hace más de 500 años! Uno de los productos estrella es el agua de rosas y el “Aqua anti-isterica”, una esencia creada en 1614 por un cura dominico usando esencias de plantas conocidas por sus efectos calmantes y relajantes.

Otro producto de “culto” es la pasta de dientes Marvis. Fui testigo de cómo unos turistas la compraban por decenas. La marca existe desde 1958 y su formulación no ha cambiado drásticamente. Lo que la hace especial es su fortísimo sabor a menta (ideal para los fumadores y VAYA que fuman en Italia).

La belleza realmente no tiene edad. Algo que noté es la cantidad de mujeres mayores vestidas de una manera increíble, con colores vibrantes, súper seguras de si mismas. ¡Como debería ser! Realmente guapísimas.

Están viviendo una campaña a favor de la fertilidad en este momento … ¡hasta han creado el “día de la fertilidad”! Esta publicidad estaba en todos lados “la belleza no tiene edad pero la fertilidad, sí” …. jajajajaja, hablando de presiones, ¿no?

Están felices en su propia piel. Ella es Sara, nuestra guía, la foto es cortesía de Jano mi amigo y camarógrafo de Oh Diosas. Sara me contaba que la mujer italiana no se obsesiona con las dietas, comen pasta todos los días pero también disfrutan de hacer ejercicio y procuran tener un estilo de vida activo. Se notan muy cómodas con sus cuerpos y eso se ve en la manera como se visten, como caminan y ¡hasta como posan para las fotos!

El 70% de las mujeres que vi estaban tatuadas, sin importar edad. Desde la gerenta que trabaja en una oficina, elegantísima y sobria, hasta las más joven con un estilo más relajado. De tantos tatuajes maravillosos que vi, hasta me provocó hacerme uno (pero se me pasó bien rápido, jajajaja). Me encantaron las italianas con su alegría, individualidad y estilo único. Viven la vida con una pasión que contagia y eso se traslada a lo físico ¡Bellísimas!