Miguel Urtecho, uno de mis maquilladores favoritos y EXTRAORDINARIO profesor, asegura que TODAS necesitamos maquillarnos las cejas. El cambio es radical y tomará solo unos segundos. ¿Quieres saber cómo?

Las mejores expertas en cejas - a nivel mundial- siempre coinciden en que la depilación de cejas sirve para “limpiar” la zona y nunca para cambiar o realzar de manera drástica la forma natural de las cejas. ¿Cómo hacerlo entonces? Fácil: Con maquillaje.

¿Qué necesitas?

Un lápiz especial para la zona. Debes buscar que sea ceroso para que dure más. ¿Por qué lápiz y no sombra? Porque con sombra es más fácil excederte con el producto. Miguel me explicó que existen cuatro reglas al momento de maquillar las cejas: El tono (color), la opacidad, la simetría y la forma.

El tono:

La regla del tono es bastante simple, me explica Miguel: “Tienes que ver qué tan oscuras o qué tan claras quieres tus cejas en relación al tono que tienes en el pelo. Si tienes el pelo rubio, platinado o gris, lo ideal es que tus cejas sean del tono más profundo que encuentres en tu pelo y si tienes el pelo muy oscuro es todo lo contrario, busca dos tonos más claro que el color de tu pelo”

Opacidad:

Quiere decir qué tanto se trasluce la piel entre tus cejas. Puedes tener buenas cejas pero, muchas veces, también “huecos”. El lápiz es el producto ideal para solapar y mejorar la opacidad. Debes hacer toques ligeros, cortos, de abajo hacia arriba, siempre empezando de adentro para afuera, pero dejando unos milímetros desde el inicio natural de la ceja para que se vea natural y no como un tatuaje. Este es el patrón que debes seguir (Fíjate como levanta ligeramente la frente para maquillar).

Aquí un video para que lo veas mejor:

Forma.

El maquillaje te ayuda a dar forma, más allá de la depilación. Si tienes la cara redonda, debes crear ángulos con el maquillaje y si tienes la cara muy delgada y “huesuda”, te conviene redondearlas.

Simetría.

Un lado de la cara nunca es igual al otro, y eso está bien, si fueran exactos te verías rarísima. La idea con la cejas es que sean hermanas “mellizas” y no “gemelas”.

Un último gran consejo de Miguel: ¡Cuidado con Instagram! “Instagram puede ser una mala escuela de maquillaje, se ven muchas cejas maquilladas de manera que parecen maniquíes, cejas muy gráficas, ponen corrector arriba y corrector abajo, haciéndolas muy duras y dibujadas.”