Ya les he contado hasta el cansancio que amo exfoliarme. Es, definitivamente, el paso que más disfruto de mi rutina: me exfolio la piel de la cara, la del cuerpo, me cepillo en seco todos los días...En fin, creo que les quedó clarísimo. Pero…¿exfoliarme el pelo y el cuero cabelludo? Eso jamás lo había probado…aunque tiene sentido ¡después de toda la laca y productos para el brillo que uso para las grabaciones!

El tratamiento Detox de Davines está enriquecido con fitoséutico de Alcachofa, y en sólo tres pasos se remueven todos los residuos de productos y contaminantes que se acumulan en el cuero cabelludo y en el pelo.

Primero te ponen una mascarilla de barro sobre el pelo ligeramente húmedo durante 15 minutos. La formula de esta mascarilla está basada en arcilla del área del Piamonte en Italia, que gracias a sus propiedades absorbentes, remueve todas las partículas de polvo y de polución.

Después te lavas con el Detoxifying Scrub Shampoo que combina tensioactivos delicados de origen natural (específicamente, de la alcachofa, aceite de jojoba y sílice) y partículas de scrub, para una limpieza del cuero cabelludo delicada pero profunda y una acción protectora contra la agresión de los radicales libres y terminas con un tratamiento acondicionador ligero pero hiper nutritivo.

El pelo me quedó súper voluminoso, brillante y suave, pero con peso y cuerpo. Cien por ciento recomendable, pero OJO: solo lo pueden pedir en peluquerías. Para una lista completa de las peluquerías que tienen Davines puedes escribir aquí