Increíblemente faltan muy pocos días para el inicio de clases. Puede ser que estés contando las horas y minutos para que empiecen (¡por fiiiiiin!) o tal vez eres de las que sufre al ver que se pasaron tan rápido las vacaciones (¡antes comenzábamos finales de marzo ¿se acuerdan?). En cualquiera de los dos casos, hay pequeñas formas de hacer ese día más feliz para todos. Si no tienes alguna tradición especial, no te preocupes, aquí te paso algunas hermosas de diferentes partes del mundo, para que te inspires …

En Alemania a los niños que entran a primer grado de primaria los padres o abuelos les regalan un “Schultute”, un cono de cartón relleno con sorpresas, dulces, chocolates y pequeños juguetes. Es una manera de hacer más “dulce” este primer día, generalmente lleno de ansiedad.

¡Esta tradición tiene casi doscientos años! Según lo que me han contado, hoy en día cada vez les ponen menos dulces y chocolates y les ponen cosas más prácticas como crayolas, lápices y útiles. Me parece que la opción antigua era mejor … ¡miren la cara de felicidad de este niño con su cono gigante ¡la foto es de 1905!

Los niños en Japón llevan sus útiles en “randoseru”, mochilas llenas de libros, papeles de origami y una cartuchera especial que se llama “fudebako”. Para los chicos que llevan su almuerzo desde casa se piensa que es buena suerte llevar arroz con salsa de algas marinas y huevos de codorniz. Aparentemente en Japón las madres les dedican mucho tiempo y esfuerzo a preparar las loncheras, las famosas bento, hasta hay clases y blogs enteros dedicados a enseñarles a preparar y presentar la comida. Entren por favor a esta belleza de blog y díganme qué opinan, son obras de arte … ¡imagínense tener que hacerlas a las 6 am! Entren a: www.littlemissbento.com , tus sandwiches para la lonchera te darán vergüenza después de ver esto.

El primer día de clases en Rusia se llama el “Día del Conocimiento” y para celebrarlo los niños (que se visten con sus uniformes “elegantes” ese día y las niñas con flores en la cabeza) les llevan flores a las profesoras y ellas les regalan globos.

¿Tienes alguna tradición de primer día de clases que quisieras compartir? ¡Me encantaría saber!