Después de todos los excesos navideños, con gusto regreso a mi rutina de alimentación más saludable y ligera. La hidratación es clave para sentirnos bien, por eso hoy te quiero proponer una manera diferente de tomar infusiones.

El té helado es un clásico de verano, pero hacer infusiones de menta, manzanilla, hierbabuena y (mi favorita) hierba luisa es una buena manera de hidratarse con algo rico (el agua aburre a veces ¿no?). Sólo tienes que preparar un concentrado usando tus hierbas favoritas en esta tetera especial de CasaIdeas, dejas reposar unos minutos y sirves sobre hielo con algunas rodajas de limón. Puedes endulzar si te provoca, yo uso un poquito de stevia. ¿Te gustan las infusiones heladitas? ¿Tienes alguna combinación especial que quieras compartir?