Antonia

TU MEJOR VERSIÓN

Cosmético vs. Cosmecéutico. ¿Sabes cuál es la diferencia?

29, Mayo de 2018

Por Antonia del Solar

Fotos: Andrea Gianella

“El término “cosmecéutico” es un híbrido entre la palabra cosmético y farmacéutico. Es decir, a diferencia de los cosméticos que simplemente mejoran, tapan o atenúan las imperfecciones de la piel, los cosmecéuticos actúan en un nivel más profundo, ya que tienen mayores concentraciones de principios activos. No llegan a ser medicamentos, por lo que no necesitan prescripción médica, pero son recomendados de manera individual por dermatólogos o especialistas. Este acompañamiento es lo que hace la gran diferencia”. Así me recibe el doctor Carranza en su consultorio. 

Al momento de comprar un producto para la piel, muchas veces (seamos honestas) lo que nos motiva a comprarlo no es la razón indicada: tal vez te gustó la publicidad, escuchaste la recomendación de una amiga o hasta te gustó el empaque (que no te de vergüenza admitirlo) pero NADA se compara a una recomendación personalizada hecha por un especialista.

Para Elisa Rozalén, Gerente de Producto de la marca SkinCeuticals, otro beneficio de los cosmecéuticos es la seguridad de los productos, ya que suelen ser hipoalergénicos, no comedogénicos y lo más importante, que cuentan con respaldo científico. Además, para ella, es sentido común: si una persona invierte en un procedimiento láser, por ejemplo, lo lógico sería extender y mantener los resultados usando productos de primera calidad. “Es como comprar un Porsche y no asegurarlo” enfatiza Elisa. 

Pero … ¿Qué hay de presupuesto? ¿Son necesariamente más caros los productos cosmecéuticos? Para el doctor Carranza, no necesariamente. “A veces veo pacientes que se vuelven locos comprando productos de marca aprovechando que están de viaje, por ejemplo, pero estos productos no han sido recomendados por un especialista, y tal vez no sea lo que ellos necesitan. Es decir, es dinero mal gastado.  Además, muchas veces, los productos de “tiendas por departamento” suelen ser costosos, inclusive mucho más que los comprados en una farmacia o consultorio médico. Si buscas ahorrar, no lo hagas con el producto de tratamiento,  tal vez lo puedas hacer en el limpiador y el hidratante”.  Elisa está de acuerdo “El uso de un antioxidante y una pantalla solar no es negociable y es mejor invertir en productos que tengan los activos más potentes, formulados de manera óptima y con estudios que demuestren su eficacia real en la piel”. 

Entonces, quedó claro. Pero igual llamé a mi amiga la toxicóloga Rossana Effio. “Los productos que se pueden 
registrar bajo el término “cosmecéutico” contienen un principio activo que tiene una función terapéutica. Por ejemplo: polvos compactos para el acné. Es decir: tienen un principio activo que ayuda a combatir el acné”. Esa es la diferencia. 

¿La conclusión?
Ya sabes la diferencia entre cosmético y cosmecéutico. Y ya sabes también que lo más importante, al momento de comprar, especialmente cuando se trata de productos de tratamiento, es buscar la recomendación de un especialista. Es mejor invertir en un solo producto que sea exactamente lo que tu piel necesita que en todo un protocolo de cuidado, sólo porque te gustó la publicidad (o porque te gusto el pomito).

TE RECOMIENDO

Hola, soy Antonia

Me encanta la idea de compartir experiencias con una comunidad de mujeres donde todas nos podamos sentir reflejadas.

Sígueme:

¡No perdamos el contacto!

Su mensaje se ha enviado correctamente

Nuestros Auspiciadores

@ANTONIAENELESPEJO I INSTAGRAM