Antonia

NUESTRA CASA

Tres Trucos para la Mejor Lasagna de tu Vida

26, Enero de 2017

Por Antonia del Solar

Modestia aparte, hago la MEJOR lasagna. Es decir, pienso que mis hijos cuando crezcan y vengan a visitarme van a pedirme que les prepare lasagna, así se los digo. Y si bien es un plato invernal porque es caliente y súper calórico, tengo mis razones para prepararla en verano:  la puedes congelar, te saca de cualquier apuro, si vas a la playa a pasar el fin de semana puedes llevarla sin problemas , además alcanza para un pequeño batallón y por último: ¿realmente necesitas razones para preparar lasagna? 

Me imagino que cada una de ustedes tiene su manera de prepararla pero quería compartir tres trucos que pueden intentar la próxima vez que se animen a hacerla.


No tengas miedo de usar vegetales diferentes. La lasagna que preparo es la bolognesa, con salsa de carne, salsa blanca y queso mozarella. En la salsa de carne, además de tomates, cebollas y ajos le pongo TODO lo que tenga en la casa: zapallitos italianos, berenjenas, una zanahoria rallada finita …. ¿esos champiñones que están en la refri de hace unos días? ¡para adentro! El truco es picar todo finito y dorarlo en mantequilla y aceite de oliva. Después pones tu carne molida y terminas con la salsa de tomate. Dejas hervir por un buen rato, rectificas la sal (o azúcar si tus tomates están muy ácidos). Esta salsa la puedes usar también con pasta. Es más, prepara el doble y congela en pomos para que tengas para otro día.

¿Odias preparar la salsa blanca porque te sale con grumos? Si calientas la leche antes, jamás te saldrán grumos. En una olla de fondo grueso derrites la mantequilla y le pones un par de cucharadas de harina, dejas que se cocine batiendo siempre con un batidor de alambre. Agregas la leche caliente sin dejar de batir y verás como te queda la salsa más aterciopelada que haz visto en tu vida. Este truco me lo enseñó mi abuela materna y lo comparto con gusto.


Usa masa de wantán. Creo que nunca he preparado una lasagna con masa de lasagna. La masa de wantán que venden en los supermercados, en el pasillo de las verduras es perfecta. Ni siquiera tienes que cocinarla.


Entonces, la próxima vez que prepares una lasagna prueba estos trucos y cuéntame que te parecieron. Hazme caso y prepara dos: una para comer y la otra para congelar. ¡Me encanta tener cosas en la congeladora listas para calentar y servir! ¿Tú lo haces también?

TE RECOMIENDO

Hola, soy Antonia

Me encanta la idea de compartir experiencias con una comunidad de mujeres donde todas nos podamos sentir reflejadas.

Sígueme:

¡No perdamos el contacto!

Su mensaje se ha enviado correctamente

Nuestros Auspiciadores

@ANTONIAENELESPEJO I INSTAGRAM