Antonia

TU MEJOR VERSIÓN

Mi piel se está portando pésimo: Rutina para tu piel sensible y reactiva

25, Septiembre de 2017

Por Antonia del Solar

Fotos: Andrea Gianella

Mi piel hasta hace poco entraba en la clasificación de “normal”.  Jamás me dio grandes problemas, ni de oleosidad, ni de acné, ni nada … tal vez un poco de resequedad pero eso es todo. Pero últimamente, está muy sensible y reactiva. Además está mucho más seca que de costumbre, está llamando la atención con algunos granitos (¡en la nariz!), inflamación y rojeces … nada grave, pero llamé a mi dermatóloga y esto fue lo que me dijo …

¿Qué estás usando para limpiar tu piel? Es importante escoger un limpiador SIN jabón, es decir un Syndet (detergente sintético) ya que estos limpiadores neutrales respetan el manto lipídico de la piel (la capa protectora) y tienen en sus formulaciones ingredientes hidratantes, emulsionantes y humectantes que limpiaran sin agredir ni ser abrasivos.  Muchos limpiadores, en especial los que contienen jabones tradicionales, tienen sustancias alcalinas que alternan el Ph de nuestra piel, lo que la reseca y da esa sensación de tirantez.  Importante: cambia a un limpiador Syndet, aquí te dejo algunas alternativas:

Otra cosa importante si tu piel está reactiva o sensible: guarda por un tiempo los cepillos eléctricos y exfoliantes.  Usa una toallita húmeda para quitar el limpiador de tu piel y de esa manera haces una muy sutil exfoliación. 

¿Qué ingredientes estás usando? Muchas personas asumen que su piel es sensible pero quizás sea sólo una reacción a ciertos ingredientes que suelen ser irritantes. Los más comunes son el peróxido de benzoílo (para el acné), vitamina C (manchas) o retinoles (anti signos de envejecimiento). Ojo, esto no significa que no los debes usar pero no olvides que siempre es mejor probar el producto en una zona de tu piel por unos días a ver cómo reacciona y si tienes un “historial” de sensibilidad es mejor conversar con tu dermatólog@ y empezar con cremas con porcentajes muy leves de estos ingredientes o buscar otras alternativas. Siempre ir de menos a más. Yo, por mi parte, durante estos días de sensibilidad he cambiado mi serum por uno de ácido hialurónico que es un súper hidratante. El ácido hialurónico no es un “ácido” irritante sino una molécula que retiene 1,000 veces su peso en agua, por lo que es ideal para pieles deshidratadas, como la mía.

No te olvides de humectar. Escoge uno que sea hipoalergénico que ayude a calmar y reforzar tu piel. Es importante ponerte el humectante cuando tu piel esté todavía húmeda después del limpiarla. Yo estoy usando So Delicate de Germaine de Capuccini, pero hay excelentes opciones para pieles sensibles en las marcas Eucerin y Bioderma.

Limpia tus brochas de maquillaje. Está claro que esto lo debes hacer siempre, pero si tu piel está sensible entonces tal vez debas tener extra cuidado y usar un producto especial para limpiarlas o alcohol en spray para desinfectarlas entre usos. No olvides dejar que se evapore y seque totalmente antes de volver a usarlas. 

En conclusión: anda de menos a más. Si notas que tu piel está reaccionando o está más sensible de lo normal, quita los productos y serums que estás usando y quédate con lo mínimo indispensable hasta que puedas identificar al elemento culpable. Ojo: no solo hay que culpar a los ingredientes en tus productos cosméticos. Tu piel puede estar reaccionando por tus hormonas, estrés, alimentación o hasta el cambio de temperatura. ¡Todo influye!

TE RECOMIENDO

Hola, soy Antonia

Me encanta la idea de compartir experiencias con una comunidad de mujeres donde todas nos podamos sentir reflejadas.

Sígueme:

¡No perdamos el contacto!

Su mensaje se ha enviado correctamente

Nuestros Auspiciadores

@ANTONIAENELESPEJO I INSTAGRAM