Antonia

TU MEJOR VERSIÓN

Tu piel...¡Pero mejor!

15, Abril de 2018

Por Antonia del Solar

Fotos: Andrea Gianella

La idea de esta serie de maquillaje vino después de conocer a Kevin. Hace poco me citaron para una sesión de fotos y él estuvo a cargo del maquillaje. Al principio al verlo tan joven (tiene un poco más de veinte años) me puse un poco nerviosa  porque, les confieso,  soy una PESADA con el maquillaje, sé exactamente cómo me gusta que me maquillen y qué me queda bien,  pero cuando empezó a preparar mi piel para la base, cualquier duda se evaporó. Súper capo.  La clave para que la base quede bien, es LA PREPARACIÓN de la piel. Kevin se tomó su tiempo y usó varios productos, pero tú puedes adaptarlo a tus gustos y necesidades. Comenzó con la piel limpia y usó cinco gotas de aceite facial (los hace un amigo de él, les estoy averiguando el dato, no se preocupen). El aceite es súper ligero: romero, almendras, sacha inchi, girasol, todos prensados al frío. Este es un paso no negociable para que la base se vea luminosa y fresca. No importa si tu piel es seca o es oleosa. Sólo escoge el tipo de aceite correctamente. 

Activa el aceite frotándolo entre las manos y luego lo aplica a todo el rostro, presionando la piel. No frotes ni sobes el aceite: sólo presiona. 

Después de esto, una vez que la piel absorbe todo el aceite,  hidrata usando un producto ligero (él usó Bioderma)

Úsalo especialmente en las zonas secas de tu cara (y sólo un poquito)

Sobre el agua termal:  este paso es clave para que la piel se vea iluminada y fresca ya que ayuda a que absorba  todos los productos que ha puesto y que no se queden en la superficie de tu piel.  Este paso cambia totalmente cómo se verá tu piel una vez que le pones la base. Puedes usar agua de rosas o un spray de agua termal (Kevin recomienda el Avene).  Deja secar antes de aplicar la base.

Antes de poner la base Kevin usó un poco de corrector naranja para mis ojeras para neutralizarlas, que en estos días están de terror. 

Y ahora sí, la base. A estas alturas seguramente no necesitarás mucho. Sólo una capita de una base ultra ligera. Él recomienda la Face and Body de MAC. 

Difumina bien, puede ser con tus dedos, esponja, brocha. Después recién corrige usando un corrector líquido.

Y vuelve a difuminar. La clave de esta técnica es hidratación, productos ligeros Y DIFUMINAR (aquí la esponja beauty blender es ideal porque “mezcla” todos los productos entre sí)

Termina con una nada de polvos traslucidos sólo para sellar el corrector. Siempre usa este tipo de polvo ya que no acentúa las línea de expresión ni cambia el acabado de la base. 

Listo. Esto es. Sólo agrega estos pasos a tu rutina si usas base. Y si no la usas, termina con tu bloqueador después del serum y ¡listo!.  Por cierto, él es Kevin … se los quería presentar, ya que les hablé tanto de él. 

 

TE RECOMIENDO

Hola, soy Antonia

Me encanta la idea de compartir experiencias con una comunidad de mujeres donde todas nos podamos sentir reflejadas.

Sígueme:

¡No perdamos el contacto!

Su mensaje se ha enviado correctamente

Nuestros Auspiciadores

@ANTONIAENELESPEJO I INSTAGRAM